Leer: Que tú lo leas no quiere decir que se entienda | ZITRO
1261
post-template-default,single,single-post,postid-1261,single-format-standard,ajax_updown_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive
Leer: Que tú lo leas no quiere decir que se entienda Blog ZITRO

Que tú lo leas no quiere decir que se entienda

Si el público objetivo confunde el signo con otro, si duda de que signo se trata, quiere decir que la capacidad de comprensión y entendimiento del signo está en juego. – Andrés Ortiz.

El proceso de lectura en el ser humano tiene usualmente dos motivaciones, la primera y a la que casi todos los individuos se someten, que es el proceso educativo regular donde paso a paso se enseña a leer hasta lograr no sólo leer sino entender lo que se lee y además, poder emitir juicios al respecto. Y una segunda, que es la curiosidad individual del no conformarse con lo que en casa o en la escuela me enseñan y acceder a otros niveles de aprendizaje que poco a poco y sumado a la primera motivación enriquezcan el poder de entendimiento y compresión lectora.

Esta breve introducción y contextualización del post de hoy me lleva concretamente a hablarles de que como comunicadores visuales, debemos y tenemos la responsabilidad de ser el vehículo eficiente de los mensajes que nuestro cliente o ente nos demande. Y es por esto, que recae sobre nuestra profesión que el mensaje no solo se lea, se entienda.

Estos dos factores, Norberto Chaves y Raúl Belluccia en su libro “La Marca Corporativa” (2013), los analizan alrededor de otros 12 más en lo que ellos determinan como “parámetros de alto rendimiento” de una marca, y son tan importantes en el mundo que vivimos, que muchas veces nos preocupamos -en exceso diría yo-, por generar símbolos que sean pregnantes o memorables, que sean reproducibles e incluso que semánticamente se adaptan a lo que representan. Pero, olvidamos que nuestra capacidad de comprensión lectora y entendimiento de los mensajes, no es la misma que tal vez la del público objetivo. Y que tal vez el universo lingüístico que manejamos como diseñadores se aleja del consumidor.

Por ejemplo, todos sabemos que “HELLO” es “Hola” en español, pero si nuestro cliente es venezolano, su empresa sirve para Venezuela, habla español, lee en español, su consumidor igual, ¿por qué plantear procesos de identidad con palabras en inglés?, digamos: “CITRUS: sport bar club nails & lounge”… les aseguro, que cada vez que leo estas cosas así, un horocrux mío muere, y de seguro un bebe panda es abandonado en la selva.

Nuestra responsabilidad como comunicadores visuales no se limita al solo generar, generar y cobrar, porque el éxito del modelo de negocio al final del día recaerá en ti, si las personas no saben pronunciar siquiera el nombre del lugar, la ubicación el mismo puede ser excelente, el diseño de interiores muchísimo más, e incluso tu identificador es tan genial que en todo el sistema de comunicaciones funciona adecuadamente, pero si al final del día el público objetivo no es capaz de explicarle a los demás simplemente el proceso de comunicación se ve fracturado. Y la culpa no solo es del cliente, si no en su mayoría tuya, porque como gestor y creador de signos memorables debes plantear también el plus de que se lea y aparte, se entienda.

En mi experiencia personal, he podido determinar 5 factores a tomar en cuenta al momento de establecer o crear una marca, y los menciono a continuación de manera muy puntual:

Que tú lo leas no quiere decir que se entienda Blog ZITRO

1. El símbolo no siempre tiene capacidad de reconocimiento como parte del mensaje verbal, si mi marca es zitro, no siempre intentar crear un isologo funciona, y esto se trata más de niveles de iconicidad de las formas, que de tratar de hacer algo cool.

Que tú lo leas no quiere decir que se entienda Blog ZITRO

2. El símbolo no siempre tiene capacidad de reconocimiento como parte del mensaje verbal, si mi marca es zitro, no siempre intentar crear un isologo funciona, y esto se trata más de niveles de iconicidad de las formas, que de tratar de hacer algo cool.

Que tú lo leas no quiere decir que se entienda Blog ZITRO

3. El “y algo más”, “y mucho más”, y “otros”, revelan debilidades en tu identificador y también en el modelo de negocio que planteas. O vendes tortas y café y tu negocio solo puede llamarse “CITRUS café” y todos sabremos pronunciarlo y no necesitamos saber que eres tortas, café, jugos, baños, servilletas, más… ¡EY! El factor curiosidad también es una técnica de consumo que nos lleva a conocer lo desconocido, y si lo decimos todo, el cliente no le va a interesar descubrir o conocer.

Que tú lo leas no quiere decir que se entienda Blog ZITRO

4. Ortografía, ortografía y más ortografía, año 2017 y no tolero la excusa de “yo soy diseñador no es mi responsabilidad la corrección ortográfica”, pues si lo es, el proceso analógico del diseño se acabó hace años y no solo creas, eres responsable de la gestión y desarrollo de marcas que se lean y no es lo mismo cafe que café, y no hay nada más desagradable que ver una valla en un semáforo sin acento, y mucho más logotipos sin acentos.

Que tú lo leas no quiere decir que se entienda Blog ZITRO

5. El apostrofe “s”, y es que de veras se merece un apartado solo para él solo, ¿sabías que el apostrofe “s” lo que quiere decir en inglés es “de”? si, Mc donald’s significa “de Mc Donald”, pero no todos somos Mc donald’s con capacidades significativas y valor cultural tan grandes que todos son capaces de pronunciar y entender. En verdad que se genera una distorsión al proceso de entendimiento y compresión del signo sobre si lo que le sigue son palabras en español, porque se convierte en un spanglish y lo que evidencia a través del signo lingüístico es inestabilidad de identidad.

Si llegaste hasta este punto del post, quiere decir que disfrutaste estos consejos, que de verdad son sin ánimos de ofender o criticar el trabajo de los demás, sino de ir aportando conocimiento al mundo de la comunicación visual que ningún libro tal vez te dará, pero que tampoco la experiencia laboral te ofrecerá a menos que te tropieces y sea allí donde comprendas la magnitud de todo lo antes mencionado.

Por mi parte, espero poder seguir brindándoles de manera divertida todos esos temas de los que a diario converso con mis allegados y en especial que cada día seamos más conscientes de nuestro rol en la sociedad actual como comunicadores visuales.

Recuerda: Stay curious…