Zapatero a su zapato, mi experiencia como Community Manager | ZITRO
1241
post-template-default,single,single-post,postid-1241,single-format-standard,ajax_updown_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-17.2,qode-theme-bridge,disabled_footer_top,wpb-js-composer js-comp-ver-5.6,vc_responsive

Zapatero a su zapato, mi experiencia como Community Manager

La emoción es parte de la naturaleza humana y la mayor parte de nuestro comportamiento, la motivación y el pensamiento se enriquecen influenciados por las emociones. – Pieter Desmet

Hoy en día, ante la masificación inminente de las redes sociales en nuestras vidas, resulta casi imposible que una persona logre resistirse a pertenecer a una comunidad en una de estas redes o mínimo, a un grupo de Whatsapp de vecinos notificando cualquier novedad en el edificio. Lo que me lleva a pensar que entonces al final del día, todos somos Community Managers al dirigir una conversación con nuestros mejores amigos en ese grupo, así sea que filtremos el contenido de nuestra comunidad con los aclamados y queridos por todos, memes.

Si bien cada día nos familiarizamos más con la figura del Community Manager, debemos entender que, como todo en nuestra sociedad, nada funciona al azar y es este personaje el que se encarga de gestionar las necesidades de una comunidad en pro de un establecimiento, marca o ente en específico. Este blog, aunque comienza de manera muy teórica, no trata más que de mi experiencia como Community Manager, Creador de Contenido, Fotógrafo y Diseñador de Philia Café, lo sé, suena como si Zitro el todero, pero ya anteriormente habíamos aclarado que el comunicador visual en la actualidad tiene y posee las actitudes y herramientas necesarias para ser el creador y gestor de marcas, en el caso de este caso concreto, un café en la Ciudad de Mérida.

Pareciera que este post va tipo ese show de la TV donde el mago revela sus trucos, pero tampoco así, y tal vez lo leas y solo al final consigas algo que te interese, pero #SorryNotSorry.

La verdad es que aunque no fue mi primera propuesta para ingresar en este terreno que tan de moda esta y hoy todos son, en algún momento hasta de una marca de Yogurts de Panamá -random fact- me habían contactado, pero mi llegada a ocupar este puesto dentro de la nómina de Philia fue algo inconsciente, sucede que soy amigo del propietario y la identidad del lugar había sido diseñada por mi bestie creativa, por lo que de alguna u otra manera ya conocía la marca, y es acá donde llegamos al primer punto importante de esta publicación: CONOCER LA MARCA, sin lugar a dudas sé que existen ingenieros, comunicadores sociales, entre otras profesiones que se dedican a esto y no desestimo su labor, en grandes empresas el trabajo del manejo de redes sociales es conformado por grandes equipos y utilizan las métricas y Google analytics y demás (al final uno aprende de todo pero yo soy diseñador pues), pero desde mi experiencia y mi punto de vista personal, las cosas no funcionan, no logras comunicar perfectamente sin conocer la marca, experimentarla y sobre todo entenderla. Respeto muchísimo a esos comunicadores (generalicemos) que logran ponerse en los zapatos de 15 marcas y comunicar efectivamente en posts diariamente, vaya, que gran esfuerzo hacen. Por ahora no tengo esa capacidad camaleónica jaja.

Zapatero a su zapato, mi experiencia como Community Manager Blog ZITRO Graphic Designer

Seguimos, Philia ya había abierto, se había aplicado previamente una estrategia publicitaria que funcionó mientras el local abría. Pero un día, el propietario entre bromas y delicioso café, nos propone a su hermana y a mí, el intentar ser los communities de Philia, y nosotros muy claros en lo que nos estábamos metiendo (for sure), aceptamos. De ese día hasta unas semanas después, hicimos ejercicios constantes de estrategia donde buscamos la vía comunicacional que desde el día que comenzáramos el local tomaría y como seria esa personalidad de marca que Philia asumiría en las redes, entendiendo que en ese punto (Julio 2016) teníamos 2356 seguidores (nunca olvidare el número) y que Zitro como consumidor más que como amigo del dueño entendía que no se identificaba con el contenido que el local hasta ese momento pubicaba en Instagram.

Y acá es donde llegamos al punto número dos: CONOCE A LA COMUNIDAD, al final es como crear una identidad corporativa solo que es constante, evolutivo, nada está escrito, todo cambia. Y, debes ir generando una estrategia que te permita satisfacer las necesidades que tus seguidores poseen (en nuestro caso en su mayoría son mujeres) e ir más allá, puedes generarles las necesidades. Entonces, entiendes que también el trabajo no es de una sola persona, en nuestro caso, somos dos diseñadores gráficos que tienen como jefe al propietario del local pero que a su vez es experto en Mercadeo, una relación laboral que está en constante evolución y que se transforma según las necesidades tanto del local como de sus visitantes.

En este punto es gracioso, porque hace un año créanme no me imagine la responsabilidad que esto llevaría y en específico la relación que llegas a crear con la marca, porque debes ponerte el traje de Philia y ser Philia 24/7 y bajo la premisa de “Philia es Amor” todos tus mensajes, la manera en cómo visualmente creas, hasta en la fotografía deben ser emocionales, tener al amor como protagonista, y es lo que nos conduce al tercer punto: CREA, PERO COMUNICA.

https://www.instagram.com/p/BSZAtcxhx_R/

Sucede que desde mi punto de vista en la ciudad, recientemente han surgido muchísimos establecimientos con sistemas de identidades sólidas y propuestas de marca muy interesantes (se los dice un #brandlover), pero en muchos casos el manejo de sus redes sociales y cómo se comportan, porque al final es como un salón de clases donde cada cuenta de Instagram es una silla ocupada, siempre hay más de un caletrero, es decir, he observado que muchas marcas llevan su contenido a producto, producto, producto robotizado y ¡CERO ENGAGEMENT!, me refiero a ese sentido de pertenencia, esa constante pero insaciable necesidad de ir al lugar porque en él la pasas bien, compartes buenos momentos, la calidad producto-servicio-atención es positiva, y así todos esos pequeños elementos, hacen de la realidad de las personas una mejor y es lo que uno como diseñador debe lograr.

Entonces, terminas aprendiendo de todo este gran sistema de engranajes, en mi caso particular, mi desempeño como creador de contenido es así como el más gracioso, porque por más que te organices debes entender que en la comunidad y su entorno puede suceder cualquier cosa, hasta en el mismo local, y la torta de chocolate que planeabas postear simplemente no llego al local y debes aprender a resolver pero siempre que el espectador no lo note, sino que como todo tiene coherencia y le comunicas exitosamente, todo funciona y terminas teniendo un matrimonio feliz.

Cuando digo que más que crear debes comunicar, me refiero a que me rehúso a esas cuentas que el 99% de su contenido es de imágenes gratis de internet y el 1% restante es porque esas imágenes llevan el identificador -logo-, aja y ¿eso es lo que tu marca vende?, en el mundo real no es tan así, y allí todo se complica. En nuestro caso, y claro hay ocasiones en los que debes apelar al uso de recursos web, pero si lo que buscábamos como comunicadores era transmitir que en nuestro local podías pasar buenos momentos, que el amor debe ser el motor de todo lo que realizas y emprendes, entonces nuestras imágenes, fotografías y lenguaje grafico debía expresarlo y en particular, decidimos crearlo nosotros mismos para comunicar. Mi compañera y yo emprendimos entonces el camino al experimentar distintos caminos visuales en fotografía y gráficos y, según las reacciones de la comunidad fuimos creando esto de lo que les hablo, el objetivo primordial: posicionar el perfil a través de una estrategia comunicativa que conectara directamente a través del amor -diseño emocional-.

https://www.instagram.com/p/BSl5XpEB8l0/

Casi un año después, he aprendido tanto de cómo se comporta en la práctica todo, que yo les puedo decir que no importa si te siguen 100 o 50mil, lo importante es que tus mensajes en la práctica funcionen y que tu como gestor de los mismos logres transmitir la esencia de la marca. Los números son efímeros y debemos entender que, si bien la marca puede llegar a influir en el consumo de la misma dentro de su comunidad, se distancia mucho de un fenómeno tipo el Youtuber o algo por el estilo, o así lo veo yo.

Este post termino siendo como una guía espiritual de Osho, pero creo que lo que buscaba transmitir era algo distinto a lo que muchos hablan y las recetas mágicas de los “gurú” de las redes y bla bla bla, difiero de todos porque si bien existen como parámetros, mi punto de vista es muy crítico porque como consumidor siempre espero lo mejor de los lugares, en especial si existe dinero de por medio entonces me gusta ver calidad en el diseño de las cosas pues.

No creo en las filosofías de marcas que no atienden directamente al consumidor local por intentar crear nuevas conductas de consumo, señores y señoras ¡welcome to the real world!, en Venezuela no existe cultura de consumo, y depende de nosotros los comunicadores visuales plantar las semillas del buen diseño y salir a defender con bandera blanca nuestra profesión que bastante cuestionada es hoy en día.

Para concluir, lo siento muchísimo si en este post esperaban encontrar trucos para evadir el algoritmo de Instagram o aspectos similares, eso se lo dejo a demás Communities, yo soy diseñador y zapatero a su zapato. En nuestro caso lo que hemos logrado -12,5k 😊-, lo hemos alcanzado conociendo a nuestra comunidad y ofreciéndoles calidad de publicaciones que directamente se relacionan con la alta calidad en servicios y productos que la marca ofrece. Así que, si eres diseñador y estas leyendo esto, no seas uno de los tantos que siguen generando y diseñando contenido robótico, aplica todo lo que aprendiste formándote y comunica en tus creaciones. Porque al final de cuentas créanme que, sin diseñadores, sería lo mismo que sin médicos, todos moriríamos.

P.D: Los stories (no histories *muere*) de Instagram se hacen en resolución 1080×1920 pixeles.

Stay Curious😊

https://www.instagram.com/p/BTUNuH9B9gu/?taken-by=philiacafe